Internet en la consulta médica

Esta es la historia real de Pedro, un hombre al que un día se le rompió el coche y acudió a un desguace a buscar un recambio para la pieza estropeada. Una vez en el desguace, Pedro no recordaba de que año era el vehículo averiado con lo que, con la ayuda de Internet, el dueño del desguace encontró en un foro la pieza exacta para el modelo que, según la descripción de Pedro, era el coche.

Pedro también es diabético. Interesado en conocer todos los avances en cuanto a su enfermedad, le gusta nevagar por Internet e intercambiar información en portales y foros sobre la diabetes. Pedro ha acudido hoy a la consulta de su médico de familia, le gustaría compartir con él unos datos que ha encontrado en un foro, sin embargo esto resulta imposible. A pesar de que la consulta dispone de ordenador y conexión a Internet, su médico, por decisión de los gestores sanitarios, tiene restringido el acceso a foros, blogs o redes sociales.

Pedro se marcha pensativo a casa. ¿Cómo es posible que en un desguace puedan acceder libremente a toda la información y en la consulta un médico, supuestamente más cualificado para discernir entre la información correcta o incorrecta, tenga censurado el libre acceso a Internet?

Esta misma preguntan se la plantean desde el blog “Internet en la Consulta”, una iniciativa creada para reivindicar el acceso abierto a Internet en las consultas médicas.

Como ejemplo de lo absurdo se encuentran casos como las restricciones de unas comunidades autónomas a otras en cuestión de los diversos calendarios de vacunación españoles, llegando a ser casi absolutas en algunas de las que se autoconsideran más avanzadas en la implantación de las nuevas tecnologías en el ámbito sanitario.

LEYENDA:
– AZUL.- Acceso a Internet abierto desde las consultas de AP.
– GRIS CLARO.- Restricciones suaves: acceso prohibido a ciertas webs.
– GRIS OSCURO.- Restricciones fuertes: acceso permitido a determinadas webs.

La explicación al hecho según la web: el desconocimiento de la utilidad así como del funcionamiento de las nuevas tecnologías que constituye una flagrante desconsideración hacia el médico y sus pacientes.

Es de sentido común que este error se subsane cuanto antes y en consecuencia solicitan el acceso abierto y sin restricciones a Internet desde las consultas de los profesionales sanitarios españoles para solucionar una necesidad real, tanto de ellos como de la población atendida, y que se concreta en:

  • Necesidad de INFORMACIÓN. Prácticamente todo resulta accesible a través de La Red. Un centro sanitario es también un centro de información que, para realizar adecuadamente su función, requiere acceso a cualquier fuente de datos disponible.
  • Necesidad de FORMACIÓN. La formación continuada es parte del trabajo de un médico. La enseñanza online con tecnología multimedia es una de las vías de formación más extendidas en las ciencias biomédicas. Internet es en la actualidad la mayor biblioteca de temas médicos y relacionados con la salud.
  • Necesidad de COMUNICACIÓN. A todos los niveles: con los pacientes, los colegas, los gestores y la comunidad.
  • Necesidad de PARTICIPACIÓN. La medicina actual implica la participación y la ayuda del paciente en la toma de decisiones clínicas que afectan a su salud, y también de los colectivos de enfermos.

Desde Diario de Cuidados, respaldamos y nos sumamos a la iniciativa. ¿Y tú?

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: